Vive la historia de Barcelona en el Hotel Continental Barcelona

Historia del Hotel Continental Barcelona

No todos los hoteles tienen la suerte de compartir una larga historia en la ciudad de Barcelona. Con sus más de 100 años, el Hotel Continental posee un valioso patrimonio que lo hace único. Una vez dentro, su historia se siente en la atmósfera. Han logrado cuidar este sentimiento y adaptarlo a la vida moderna y a las nuevas instalaciones. De hecho, el hotel ha sufrido varios cambios y ha vivido diferentes circunstancias políticas. Su inmejorable situación en el centro de la ciudad, en las Las Ramblas, ha sido crucial para ser testimonio de todos los hechos históricos acontecidos en la ciudad durante el siglo pasado. ¿Te apasionan la historia y el vintage? ¡No te lo pierdas!

Primeros pasos: Guerra Civil Española y George Orwell

El Hotel Continental abrió sus puertas en el 1931. Cuando la familia Malagarriga Vallet lo adquirió por parte de la familia Albareda, decidieron reubicarlo en el Palacio de la Marquesa de Pallejà, situado justo al lado de donde estaba hasta entonces. Unos años más tarde, con la Guerra Civil Española empezaba para el hotel uno de los episodios más peculiares de su historia. La familia fue invitada a abandonar el edificio, que fue colectivizado y pasó a ser sede del gobierno local (La Generalitat). En aquellos tiempos, en el Hotel Continental únicamente se hospedaban observadores de la guerra. Sin embargo, durante la Guerra Civil también se alojó otro distinguido personaje. George Orwell, uno de los escritores más famosos del siglo XX, decidió viajar a Barcelona con su mujer y se hospedaron en el Hotel Continental. Aunque el motivo de su viaje era cubrir la guerra como escritor y periodista, acabó anexionándose al POUM –partido socialista radicado en la cuidad- y luchó como voluntario republicano en el frente de Aragón. En Aragón, fue herido y trasladado de nuevo al Hotel Continental con su mujer para recuperarse. Fue entonces cuando el inglés escribió su famosa novela “Homenaje a Catalunya” (1937), donde el nombre del hotel aparece reiteradamente. Otros personajes de renombre también pasaron unos días en el hotel, como el cantante Antonio Machin que se alojó en el Hotel Continental cuando actuaba en el teatro del Liceo en las Ramblas.

Nuevas tendencias: La televisión y el Bar Automático

Bar Automático en el Hotel Continental Barcelona

Tras la Guerra Civil, el hotel volvió a la normalidad con la familia Malagarriga al frente. El Hotel Continental era uno de los mejores hoteles de Barcelona y junto al Ritz y al Hotel Oriente, uno de los más distinguidos. Más tarde en 1952, los propietarios adquirieron el edificio contiguo donde está ubicado en la actualidad, para ganar más espacio. Es interesante contar que el Hotel Continental fue el primer hotel en la España de los 50 en tener un televisor: el salón de la televisión. Además, durante aquella época el hotel también era famoso por el Bar Automático, creado por el abuelo de la familia Malagarriga. Se trataba de un bar de diferentes máquinas que funcionaban como máquinas expendedoras. El mismo Hotel Continental había diseñado unas monedas con las que el consumidor, introduciéndolas en la máquina, obtenía de manera automatizada el comestible o la bebida que había elegido previamente. Este tipo de bares, que marcaron tendencia durante los años 30, fueron los precedentes de las máquinas expendedoras de hoy en día. El hotel también ha sido testigo de otros acontecimientos históricos, como el asalto al Banco Central en 1981, donde cinco de los ladrones fueron atrapados dentro del hotel, cuando huían. Hoy en día el hotel sigue siendo famoso y la familia ha sido capaz de mantener este espíritu histórico. Sus balcones también son conocidos como un lugar privilegiado que a menudo utilizan las cadenas de televisión para grabar las celebraciones de los fans del Futbol Club Barcelona en la fuente Canaletes, en Las Ramblas, cuando el equipo de fútbol gana partidos importantes.