Vuestros Hoteles en el corazón de Barcelona desde 1826

Hoteles emblemáticos de Barcelona

Hotel Continental Barcelona

El Hotel Continental cuenta con más de 100 años de historia y ha experimentado muchos cambios a lo largo de su vida. Inicialmente el hotel se encontraba en la esquina de La Rambla y Plaza de Catalunya y era un hotel con restaurante.

En el año 1931 cuando fue adquirido por la familia Malagarriga Vallet, el hotel cambio de ubicación y se situó justo al lado de donde se encontraba, en el Palacio de la Marquesa de Pallejà.

Durante la Guerra Civil española, el hotel fue colectivizado, la familia fue invitada a abandonar el hotel, y este pasó a ser una especie de sede del Gobierno local. Fue entonces cuando se alojó aquí uno de los escritores de culto más famosos del mundo: George Orwell. Durante su estancia escribió su famosa novela "Homenaje a Catalunya" (1937), en el que menciona en diversas ocasiones el nombre del hotel. Todavía son muchos los viajeros que se acercan al hotel para conocer de primera mano el hotel donde estuvo alojado George Orwell.

Otros reconocidos huéspedes son el director de orquesta Herbert von Karajan o el cantante Antonio Machin.

En 1974, como resultado de la grave crisis que afectó a la economía española, el hotel se vio obligado a reducir su tamaño y convertirse en un establecimiento más pequeño y modesto, el propósito del resultado de la perseverancia y el trabajo duro de la familia ha sido continuo y en este momento se está expandiendo en tanto el tamaño y el rendimiento.

Hotel Continental Palacete

El proyecto Hotel Continental Palacete, nació de la tenacidad de Pilar Vallet quien, siempre alerta, halló esta oportunidad a través de un anuncio en un periódico local. Se trataba de un palacete de 1863 denominado Casa de Fabra, y que originalmente había sido construido en el Paseo de Gracia. Cuando esta avenida pasó a ser más transitada, los entonces propietarios desmontaron la edificación y la trasladaron a su actual ubicación en la distinguida Rambla de Catalunya. Cuando la familia Malagarriga adquirió el edificio en 1999, después de casi año y medio de negociaciones con la propiedad, no se imaginaban cuán difícil iba a ser la obra para convertir aquel viejo palacete en un hotel. Fue muy duro, pero finalmente y después de 3 años e infinidad de contratiempos, se llegó al objetivo final y el día 6 de Marzo de 2002 se inauguró el Hotel Continental Palacete.